Transforma el arte una calle de Iztacalco en sala de conciertos

•Presentó la Orquesta Sinfónica de la CDMX El Carnaval de los Animales en la Agrícola Oriental.

Una constelación de artes que reunió música, teatro de marionetas y narrativa se abrió paso hasta llegar a los espacios abiertos del barrio para mostrarse en toda su plenitud y calidad, eso fue lo que significó para las y los habitantes de Iztacalco la presentación de la Filarmónica de la Ciudad de México (OFCM) y la compañía de títeres La Titería de Marionetas de la Esquina con el Concierto Familiar El Carnaval de los Animales, del compositor francés Camile Saint-Saëns.
 
Bajo la batuta del maestro Rodrigo Sierra-Moncayo, la Filarmónica de la CDMX interpretó también fragmentos de la Sinfonía Simple, del músico inglés Benjamín Britten como telón de apertura a este magnífico recital que, gracias a la gestión de la Alcaldía de Iztacalco, encabezada por el licenciado Armando Quintero Martínez, y a través de la Coordinación de Derechos Culturales, se concretó como uno de las primeras grandes eventos culturales al aire libre en la historia de la demarcación.

Un aforo de aproximadamente 1,200 personas desbordó el auditorio al aire libre que se montó para este espectáculo en todo lo ancho de la calle Sur 16 y hasta 50 metros de profundidad hasta llegar a la esquina con la avenida Oriente 245 de la colonia Agrícola Oriental, la más grande y poblada de la Alcaldía Iztacalco.
 
Con cerca de 45 años de vida activa ininterrumpida, la OFCM forma parte de la Secretaria de Cultura de la Ciudad de México y desde hace una década, su director artístico y principal, el maestro Scott Yoo le ha impreso un carácter sólido y profundo a esta expresión artística.
 
Conformada como una suite con 14 movimientos, uno para cada animal, desde la introducción, que corresponde al leon, hasta el final, Saint-Saëns escribió El Carnaval de los Animales como una parodia al mundo de la música clásica y las circunstancias en que se crea, e incorporó variaciones a partir de la obra de otros compositores; incluso, algunos animales representan a personajes como músicos, críticos y hasta burócratas.

En la primera parte del concierto, la OFCM interpretó fragmentos de los cuatro movimientos que integran la Sinfonía Simple, de Benjamín Britten: «Boisterous Bourrée», «Playful Pizzicato», «Sentimental Saraband» y «Frolicsome Finale» y que, al igual que en el caso de Saint-Saëns con su concierto fábula, intenta una obra juguetona y bromista al mismo tiempo que didáctica pues hace un recorrido por las corrientes de la música clásica, por lo cual también se la considera una pieza musical dirigida a niños, niñas y jóvenes.

Cabe destacar no solo el aprecio con el cual las familias disfrutaron el concierto sino su atento comportamiento , que hizo posible crear una atmósfera adecuada para el disfrute del arte. El público ovacionó de pie a la Orquesta Filarmónica de la CDMX por varios minutos.

La OFCM se presentará este domingo 16 de enero de 2022, en su sede oficial, Sala Silvestre Revueltas del Centro Cultural Ollin Yoliztli en punto de las 18:00 horas.

Deja un comentario