Repartidores de Apps registran pérdidas con nuevo impuesto del Gob. CDMX, señalan diputados del PAN

• La jefa de Gobierno no ha cumplido con la palabra de legislar a favor de ellos como les ofreció y ahora, ha quedado de manifiesto su pacto cupular con los dueños de las empresas para no impugnar su impuesto a través de un amparo.
• Diputados invitan a empresarios y directivos de las apps, a no dejarse intimidar por la 4T y acercarse al PAN para explorar opciones jurídicas – legislativas, con objeto de revertir este impuesto que daña los ingresos de los repartidores.

Conforme avanzan los días, crecen las quejas e inconformidades de parte de repartidores de comida a domicilio, a quienes Claudia Sheinbaum engañó de no trasladarles el impuesto del 2 por ciento por usar las calles de la Ciudad, pero sí fue así y llegan a perder hasta 600 pesos a la semana por pago hacendario.

“Traición a la promesa de no más nuevos impuestos, traición a la promesa de que no les trasladarían el costo a los repartidores de ese nuevo impuesto. Sheinbaum se preocupó por negociar con los directores generales de las empresas que no metieran el amparo y se hizo de la vista gorda cuando les trasladaron el impuesto a los repartidores”.

Los diputados locales Christian Von y Federico Döring, explicaron que la jefa de Gobierno no ha cumplido con la palabra de legislar a favor de ellos como les ofreció y ahora, ha quedado de manifiesto su pacto cupular con los dueños de las empresas para no impugnar su impuesto a través de un amparo.

“Con tal de tener dinero para su pre campaña, sus spots, anuncios y publicidad, la jefa de Gobierno no tuvo reparo en atropellar con impuestos a los más necesitados y cobrarles el dos por ciento por usar las calles a los repartidores de la Ciudad de México”.

Ambos legisladores señalaron que la voracidad política y fiscal de MORENA es insaciable, cobrar más impuestos justo en un año de recuperación económica para la Ciudad y las familias, es no tener seriedad en la conducción de la Administración Pública local.

Von y Döring invitaron a los empresarios y directivos de las apps, a no dejarse intimidar por la 4T y acercarse al PAN para explorar opciones jurídicas – legislativas, con objeto de revertir este impuesto que daña los ingresos de los repartidores.

De acuerdo a estimaciones de colectivos y miembros del gremio, los repartidores de comida a domicilio o mensajería, desembolsan alrededor de 600 pesos semanales por este impuesto arbitrario que aprobó MORENA por instrucción de la jefatura de Gobierno.

Deja un comentario