Propone Morena sanciones mayores al robo de mobiliario urbano en CDMX


El diputado del Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso de la Ciudad de México, Alberto Martínez Urincho presentó una iniciativa para que el robo de inmobiliario urbano capitalino sea sancionado con tres o seis años de prisión y de seiscientos a novecientos días multa.



A subir a tribuna, el legislador indicó que para dicho fin se propuso reformar el Artículo 224 del Código Penal para el Distrito Federal, y explicó que el equipamiento urbano son: el conjunto de inmuebles, instalaciones, construcciones y mobiliario urbano, destinados a prestar a la población servicios públicos, de administración pública, de educación y cultura; de comercio, de salud y asistencia; de deporte y de recreación, de traslado y de transporte y otros, para satisfacer sus necesidades y su bienestar.



Martínez Urincho agregó que también se considera los elementos complementarios al equipamiento urbano, ya sean fijos, móviles, permanentes o temporales, ubicados en la vía pública o en espacios públicos formando parte de la imagen de la Ciudad, los que, según su función, se aplican para el descanso, comunicación, información, necesidades fisiológicas, comercio, seguridad, higiene, servicio, jardinería, así como aquellos otros muebles que determinen la autoridad competente. La sanción se aumentará hasta en una mitad de las penas previstas en este inciso cuando el bien robado o comercializado ilícitamente ponga en riesgo la vida, la seguridad o la integridad física de las personas.



Lo anterior se da para evitar accidentes lamentables como el fallecimiento de las hermanas Cancholas, quienes cayeron a una coladera abierta como consecuencia del robo de la tapa de metal, cuando se dirigían a un concierto cerca de ese lugar.



Mencionó que la iniciativa que fue enviada a la Comisión de Administración y Procuración de Justicia en el Congreso para su análisis tiene la intensión de implementar sanciones mayores al robo del mobiliario urbano y no sólo incluir lo anterior, sino que también tipificar la comercialización ilícita de los bienes de la nación.



De acuerdo con datos de la Secretaría de Aguas de la Ciudad de México, en las 16 alcaldías de la capital hay al menos 470 mil 413 pozos de visita, rejillas de piso y coladeras pluviales, aunque desde hace unos años se usa polímero reciclado los casos de robo han ido en aumento.



Este organismo público detalló que el peso de una tapa de coladera puede alcanzar los 50 kilogramos, por lo que cada pieza se puede comercializar hasta en 4 mil 500 pesos, dependiendo del mercado de fierro viejo que puede ir desde 5 pesos por kilo.

Tan solo en 2022, Sacmex reportó el robo de 361 pozos de visita y 187 rejillas, un total de 548 piezas, registrando un aumento del 416% en comparación con el 2018

Deja un comentario