Facebook demandó al grupo israelí NSO por presuntamente afectar a unos 1400 usuarios de su servicio WhatsApp con su software espía.

Disidentes políticos, activistas de derechos humanos y periodistas están siendo espiados por malware vendido a regímenes autoritarios, revela una investigación.

La investigación “Pegasus” se basa en una lista de más de 50.000 números de teléfonos móviles que se cree que son el objetivo del malware del Grupo NSO con sede en Israel y que se filtró a la organización sin fines de lucro Forbidden stories y Amnistía Internacional, con sede en París.

El malware de grado militar infecta los teléfonos, lo que permite al operador acceder a mensajes, fotos, correos electrónicos y datos de ubicación, así como controlar subrepticiamente los micrófonos y las cámaras del dispositivo.

Un consorcio de 16 organizaciones de medios pudo identificar a más de 1,000 personas en 50 países que supuestamente fueron seleccionadas para una posible vigilancia por parte de clientes de NSO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s