Armando Quintero conmemora la promulgación de las constituciones de 1857 y 1917 en Alcaldía Iztacalco

• La ceremonia inició con un minuto de silencio en memoria de las víctimas del COVID-19

Al cumplirse un aniversario más de la promulgación de las Constituciones de 1857 y 1917, Armando Quintero, Alcalde de Iztacalco, encabezó la ceremonia para conmemorar dicha fecha.
Acompañado por miembros de su gabinete, Concejales y algunos trabajadores de la Alcaldía, Quintero dio inicio con el acto cívico conmemorativo con un minuto de silencio, en memoria de todas las personas que han fallecido en el mundo, en nuestro país y en la Ciudad de México a causa del COVID-19.

Durante este acto cívico, el alcalde de Iztacalco recordó que estas constituciones conformaron el cuerpo social, político y republicano de lo que actualmente es nuestro país. Resaltó que la constitución de 1857 consolidó los ideales liberales que reconocían y consagraban los derechos individuales de las personas, como un valor supremo de la vida, además que dicho documento garantizaba la separación de los derechos del Estado de los derechos eclesiásticos, conformando así el Estado laico que prevalece como una característica de nuestro país, más no de todo el mundo. De forma que, mientras en nuestro país se respeta y permite la convivencia entre todas las religiones, lo que para nosotros es normal, en el resto del mundo provoca separaciones, diferencias y guerras.



Destacó que esta Constitución ha sufrido modificaciones y que algunas de esas no fueron para mejorarla, pero que actualmente gracias al «liderazgo de licenciado Andrés Manuel López Obrador, Presidente de la República Mexicana, se están llevando a cabo acciones para recuperar la esencia del texto de 1917. Ésta cuarta transformación libra una batalla por el rumbo del país, sólo que en esta ocasión esa batalla se realiza por el camino pacífico, por el camino de las instituciones, del Congreso de la Unión, de la Cámara de Diputados y Senadores. Esta batalla tiene como objetivo la recuperación de todos los derechos esenciales, de tipo social, que durante las últimas décadas del neoliberalismo fueron cercenados.
El día de hoy honramos esos textos que nos dieron origen y destino, como el país libre, independiente, laico y democrático en el que todos los mexicanos somos libres, en el que se garantizan los derechos sociales y colectivos para todas y todos», concluyó.

Deja un comentario